SSantaSalamanca

El Cristo del Amparo volverá a salir a la calle el próximo sábado en el Vía Crucis de la Junta



El Santísimo Cristo del Amparo preside este sábado, 4 de marzo, a partir de las 18:30 horas, el tradicional Vía Crucis de la Junta de Semana Santa de Salamanca, que con motivo de la celebración de su 75 aniversario tiene un carácter extraordinario.

Los actuales hermanos mayores y ex hermanos mayores, así como presidentes y ex presidentes de la Junta de Semana Santa serán los encargados de cargar la imagen durante el traslado desde la iglesia del Carmen hasta la Catedral Vieja (donde tiene prevista su llegada sobre las 19:30). El recorrido hasta la Catedral Vieja es el siguiente: plaza de Los Bandos, Espoz y Mina, Prior, plaza de Monterrey, Compañía, Rúa Antigua, Francisco de Vitoria, Benedicto XVI, plaza de Juan XXIII y Catedral Vieja.

El Santísimo Cristo del Amparo irá sobre las andas del Cristo de la Buena Muerte, de la Hermandad Dominicana, con una carga aproximada de 20 personas. En el cortejo estarán representadas todas las cofradías de la Semana Santa de Salamanca, que portarán un cirio. Durante este traslado, el acompañamiento musical será con la música de capilla del Trío Christus.

A su llegada a la Catedral Vieja, la imagen estará junto al altar y comenzará el desarrollo del Vía Crucis, cuya elaboración ha sido de Fray José Anido, vinculado a la Semana Santa de Salamanca y a la que hace referencia en cada una de las reflexiones. El Rvdo. Sr. Obispo de la Diócesis de Salamanca, D. Carlos López, presidirá este acto. El lector del texto evangélico de cada estación es el cofrade Ignacio G. Pérez de la Sota, y leerán las reflexiones diferentes representantes de la Semana Santa de la ciudad, en concreto, personas del pasado, presente y futuro de las cofradías. La oración final de cada estación la realizará el obispo de la Diócesis. Durante el Vía Crucis cantará el coro de la Vera Cruz.

La imagen del Cristo del Amparo procesionó durante varios años con la Cofradía del Cristo del Amparo extinguida en los años 70.  Se trata de un crucificado inspirado en el Cristo de la Agonía, de tres clavos y de tamaño inferior al natural, labrado en una única pieza a excepción de los brazos que son ensamblados al tronco, hecho en madera policromada, de la que se desconoce su autor y de la que no hay ninguna documentación. Representa el momento de la Expiración y se dispone sobre una cruz de tronco con nudos.



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.