'Confundir el fondo con la forma' por Cecilia Hernández - Semana Santa Salamanca

SSantaSalamanca

'Confundir el fondo con la forma' por Cecilia Hernández

Fotografía Manu Laya
Confundir el fondo con la forma, como siempre. Si se reivindica el papel de la mujer, replicar que se quiere protagonismo. Acabáramos. Si yo me quejo de falta de presencia de féminas en la Semana Santa no solicito homenajes ni parabienes hacia mujeres en concreto o en particular. Reclamo, porque es justo, la equidad y la igualdad. Y, en especial, reclamo que en un momento como la entrega de la medalla de oro de la ciudad a la Semana Santa se diera su sitio, en el escenario o en los discursos, a aquellas que fueron pioneras, a aquellas que lucharon por la equiparación. Sin necesidad de dar nombres, si no se quiere. Pero sí recordar lo que fue, lo que fueron y lo que supuso. 

Y lo reclamo, además, en un doble sentido. Hacia esas mujeres, pero también hacia y por esa Semana Santa que dio un paso adelante y se posicionó en defensa de la igualdad a través de determinadas hermandades, de determinados nombres, de hombre, que lucharon con y por ellas, sus hermanas en la fe. 

Me parece de justicia que, cuando se hace repaso y loa de la historia de la Semana Santa de Salamanca, se tenga en cuenta también aquello que se logró en ese ámbito. Y me parece triste que se desaproveche, una vez más, la ocasión y el homenaje se llene de nuevo de lugares comunes, de expresiones ya manidas, de búsquedas evidentes de protagonismo, de falta de cultura y altura de miras disfrazadas de boato y supuesto esplendor. Cuando todos sabemos lo que pasa en la Semana Santa de Salamanca, cuando todos sabemos los graves problemas que existen, la falta de hombros que lleven pasos y de manos que lleven cirios. Cuando todo se centra en aparentar y no en crear, cuando parece que importa más lo de fuera que lo de dentro, cuando se deja fuera al cofrade de a pie, a la Semana Santa sencilla, basada aún en una fe que es capaz de mover montañas y hacer que, año tras año, se produzca el milagro y todo salga, si el tiempo lo permite, a la calle. 

Y no, no es cuestión de protagonismos y de búsqueda de fotos.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.