Solemne apertura del Año Jubilar Teresiano en la iglesia de las Carmelitas Descalzas de Alba de Tormes - Semana Santa Salamanca

SSantaSalamanca

Solemne apertura del Año Jubilar Teresiano en la iglesia de las Carmelitas Descalzas de Alba de Tormes


Este domingo 15 de octubre celebramos la solemnidad de Santa Teresa de Jesús, patrona de la diócesis de Salamanca, así como la apertura del Año Jubilar Teresiano en la iglesia del Monasterio de la Anunciación de Nuestra Señora de las Madres Carmelitas de Alba de Tormes, donde se encuentra el sepulcro de la Santa. Un año de gracia, concedido por el Santo Padre, que se va a prolongar hasta el 15 de octubre de 2018.

El Obispo de Salamanca, Mons. Carlos López inaugurará el jubileo teresiano con la apertura de la Puerta Santa de la iglesia las Carmelitas y la celebración de una solemne Eucaristía, a las 12.00 de este mediodía. Estos actos serán precedidos de una procesión conmemorativa de la fundación teresiana albense, que partirá a las 11.30 de la mañana desde la parroquia de San Pedro Apóstol hasta la Puerta Santa. Por la tarde tendrá lugar la Ofrenda floral a la Santa (17.30 h.), el rezo del Santo Rosario y Novena(18.00 h.) y la procesión con la imagen de Santa Teresa y su Santo Brazo, a las 18.30 horas, que será presidida por el Sr. Obispo.

ACTOS DURANTE EL AÑO JUBILAR


A lo largo del todo el Año Jubilar Teresiano (15 octubre 2017- 1 de octubre 2018) el templo sepulcro de Santa Teresa de Jesús acogerá a diario confesiones y dirección espiritual, a las 12.00 del mediodía; la Misa del Peregrino a la una de la tarde y el Rezo de Vísperas con las comunidades carmelitanas de Alba, a las 19.30 horas.

¿CÓMO OBTENER LA INDULGENCIA PLENARIA DURANTE EL AÑO TERESIANO?


El Decreto de Penitenciaría Apostólica que anunciaba este Año Jubilar Teresiano en la iglesia de las Carmelitas de Alba de Tormes señala que para alcanzar la Indulgencia Plenaria es necesario que “los fieles cristianos que hagan verdadera penitencia y sean movidos por la caridad” deben cumplir las condiciones acostumbradas para todos los jubileos: Confesión sacramental, Comunión Eucarística y Oración por las Intenciones del Sumo Pontífice; visitando “en peregrinación la iglesia de las Hermanas Carmelitas Descalzas del Monasterio de Nuestra Señora de la Anunciación, de Alba de Tormes, y allí participaran con devoción en los ritos jubilares; o al menos permanezcan ante las reliquias de Santa Teresa de Jesús por un tiempo razonable en piadosa meditación, concluyendo con la Oración del Padrenuestro, el Credo, y con invocaciones a la Santísima Virgen María y a Santa Teresa.

Las personas ancianas, los enfermos y todos los que por causa grave no puedan salir de casa, podrán conseguir igualmente la Indulgencia Plenaria, con arrepentimiento de todo pecado y con la intención de cumplir, en cuanto les sea posible, las tres condiciones acostumbradas, si se unen espiritualmente a las celebraciones jubilares y ofrecen a Dios misericordioso sus oraciones y dolores o las dificultades de su propia vida.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.