SSantaSalamanca

Como algo tan fácil puede ayudar tanto, dona vida


La vida de hermandad va más allá de ensayos, triduos, pasos, convivencias,… la parte social, de caridad y solidaridad cada vez está más presente en la vida y los sentimientos de los cofrades. 

El sábado pasado en la Hermandad del Silencio fueron testigos de esa llamada a la solidaridad. Recibieron la visita de Tomás Monzón y Javier Hernández, cofrades de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad que han iniciado un periplo por las hermandades de la ciudad para informar sobre la importancia de hacerse donantes de Médula. 

Tomás lleva 14 años con leucemia, no ha podido tener trasplante de médula porque genéticamente iba a tener rechazo. Durante este tiempo su tratamiento ha sido quimioterapia y ensayos clínicos. Por su experiencia personal  y con la ayuda de Javier ha decidido contar sus vivencias y desmontar mitos con ilusión y ganas de ser útil. 

5000 leucemias se detectan al año, pero hay muchas más enfermedades raras de la sangre que se tienen que tratar con células madre. Para tratar tanto la leucemia como estas enfermedades de la sangre se necesita que la médula sea compatible al 100% porque con porcentajes menores puede haber rechazo. Él no ha tenido la oportunidad de un trasplante, pero gracias a los tratamientos puede seguir, pero en el camino ha dejado a mucha gente, amigos y compañeros de lucha que al final no pudieron ganar la batalla. Gente de todas las edades que ha visto como se les acababa la vida y que con una médula compatible podían haberse salvado “Cuando uno está sano no se le da la importancia que tiene el donar médula”. 

Javier lleva la parte más tecnológica pero a la vez tan importante como es saber cómo hacerse donante y los pasos a seguir. Para los que tengan entre 18 y 40 años, un paso tan simple como entrar en la página https://castillayleon.medulaosea.org/ y rellenar un cuestionario significa una nueva vida para un enfermo de leucemia. El trasplante de médula consiste en sustituir las células de la médula de los enfermos por otras procedentes de un donante sano. Las células del donante pueden ser de la sangre o de la médula y se administran a los enfermos como si fueran una transfusión. Estas células anidan en la médula ósea de los enfermos y producen células sanas. 

Esta charla llegó a la conciencia de los asistentes, “como algo tan fácil puede ayudar tanto”. Todos los cofrades que escucharon atentos a Tomás y Javier solo pudieron expresar su gratitud por esta labor altruista que están realizando. Nos quedamos con estas palabras… “si se dona médula se va a salvar una vida “ #DonaVida.

Más información sobre la donación de médula: 


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.