SSantaSalamanca

La nueva corona de la Virgen de la Caridad y del Consuelo


Eva Cañas | La imagen mariana de la Hermanad de Nuestro Padre Jesús Despojado estrenará una nueva corona en su primera estación de penitencia del Domingo de Ramos. No es una corona cualquiera, es la corona que ha diseñado a su medida y altura, donde se refleja simbología del templo que la acoge para su salida en procesión, la iglesia de la Purísima. 

Su autor ha sido el orfebre sevillano Joaquín Ossorio, quien reconocía tras la bendición de este domingo en la iglesia de San Sebastián, que su elaboración ha sido un proceso de varios meses. “Lo primero que se hace es el diseño previo y luego una vez que la hermandad lo aprueba, se hace una maqueta de cartón”, detalla. La hermandad tenía claro que quería un estilo barroco salmantino, de Churriguera, “por eso tiene las columnas salomónicas y la parte de abajo, donde está la Cruz, tiene un templete que está basado en el que hay en la iglesia de la Purísima, de donde sale el Domingo de Ramos”. 

La nueva corona de Caridad y Consuelo tiene infinidad de detalles a tener en cuenta, como por ejemplo, unos ángeles que van en las capillas, entre otros elementos arquitectónicos de la Purísima. “Tiene muchas alegorías marianas, delante en el frontal del canasto, un esmalte con La Inmaculada Concepción, a la izquierda, el símbolo de la caridad, y a la derecha, un barco en el mar, que es el del consuelo de la Virgen”, describe Ossorio. En la parte trasera de la corona, en el centro se representa la alegoría de la puerta del cielo, “que es la puerta de aquí, de San Sebastián”, además del sol y de la luna, “bella como la luna, resplandeciente como el sol”. 



Esta pieza de orfebrería tiene muchas aplicaciones de lapislázuli (piedra semipreciosa), que da el toque azul, “relativo a La Inmaculada”, y tiene una jarra de azucenas debajo de la Cruz, que es el símbolo de la pureza de la Virgen, “y en medio de las columnas salomónicas tiene otras jarritas con flores que son todas distintas”. 

Para su autor, esta corona es muy barroca, “muy sevillana y salmantina también”. El número de estrellas tampoco ha sido casual, “son las que aparecen en el apocalipsis, que dicen, “una mujer vestida de sol, calzada de luna, y rodeada de 12 estrellas…”. 

El puñal que también estrenará este Domingo de Ramos está hecho a juego, con lapislázuli en el centro. Es la primera corona de Virgen que hace Joaquín Ossorio en Castilla y León, y al número 52 de su trayectoria como orfebre, en su taller, que abrió hace 25 años. La corona tiene varias partes: el canasto (sobre la cabeza de la imagen), las bandas que forman la corona que se denominan imperiales, y la ráfaga con sus rayos y estrellas, y rematando, la Cruz.

















No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.