Hermandad del Cristo de la Agonía - Semana Santa Salamanca

SSantaSalamanca

Hermandad del Cristo de la Agonía




Nombre

Seráfica Hermandad de Nazarenos del Stmo. Cristo de la Agonía

Emblema




Consiste en una cruz griega circunscrita en un cuadrado, en la intersección aparece un círculo con el anagrama de María (A M). En los cuatro ángulos de la cruz aparecen letras griegas en alusión a Cristo. Así los dos superiores contienen las relativas al Crismón X (ji) y P (ro), y en los inferiores la A (alfa) y Ω (omega), símbolo de que Cristo es principio y fin.

Hábito





Los hermanos visten túnica de lana blanca con botonadura y cíngulo morado, capa blanca y capirote de seda o raso morado con el anagrama de la hermandad al frente y borla en el remate posterior, guantes blancos y zapatos negros con hebillas plateadas.

Historia


Se fundó en Salamanca el 8 de marzo de 1926 a iniciativa de la Patronal de Comerciantes con el objetivo de dotar de mayor brillantez las celebraciones de la Semana Santa salmantina. Se eligió como titular al Santísimo Cristo de la Agonía, notable obra de Bernardo Pérez de Robles, del s. XVII a la que se rinde culto en la Iglesia de los PP. Capuchinos. Causó esta hermandad un notable impacto en la Salamanca de la época debido a su seriedad, su concurridísimo triduo de Lunes, Martes y Miércoles Santo, al que acudían los más destacados oradores sagrados y su cuidada estética neoplateresca.

Con la proclamación de la II República (1931 - 1936) y la Guerra Civil (1936 – 1939) sufrió los mismos avatares que el resto de hermandades y celebraciones religiosas públicas, faltando varios años a su cita procesional anual debido a las circunstancias sociales y políticas.

Con la posguerra y el Nacional catolicismo experimentó un auge muy notable. En 1945 fundó una hermandad filial, que desfila el Domingo de Ramos, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón, cuya misión es la de redimir presos mediante su indulto o el pago de fianzas. En 1948 se incorporaron dos nuevos pasos a la procesión del Jueves Santo, a iniciativa de D. Ricardo Lobato: Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento, del salmantino Damián Villar, que vino a sustituir otro grupo que procesionaba desde 1926, y Jesús ante Pilato, del bejarano Francisco González Macías, resultando ser una de las procesiones más sensacionales de Salamanca en las décadas de 1940 y 1950. Posteriormente inició un declive progresivo que obligó a dejar de procesionar en el año 1971 a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón y en 1973 a la del Cristo de la Agonía por falta de hermanos. Las causas más probables se deben a la falta de interés social por este tipo de manifestaciones y la alineación de las cofradías con el Franquismo.

A partir de esa fecha la hermandad fue reorganizada por D. Bernardo García San José, nombrado Hermano Mayor, que logró recuperar el interés por la cofradía, involucrando de nuevo a los comerciantes, sector social que creó y mantuvo la hermandad. Se volvieron a poner todos los pasos en la calle entre 1973 y 1994, se reorganizó la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón en 1986 y se incrementó notablemente el número de hermanos, pasando de los 500. En 1975 la Hermandad sustituyó el Cristo de la Agonía de Bernardo Pérez de Robles por otro crucificado, obra de Damián Villar, realizado en 1959 a semejanza del Cristo del Perdón, también de Robles, debido a la mala conservación del original y ante la negativa de cesión por parte de la Venerable Orden Tercera, propietaria de la imagen.

Con el cambio de siglo se acentuó la solvencia de la hermandad, publicando su Revista anual y formando su propia banda de Cornetas y Tambores en 2001 y posteriormente de Música en 2005.

Pasos procesionales

Antecedentes

En los primeros tiempos de la Seráfica Hermandad, formaban la procesión tres pasos: El Prendimiento, obra del escultor murciano Ángel Canto, reproduciendo el modelo salzillesco; el Santísimo Cristo de la Agonía notable obra de Bernardo Pérez de Robles, del s. XVII a la que se rinde culto en la Iglesia de los PP. Capuchinos y que fue realizado por su autor en Lima; y la Dolorosa de las RR. MM. Agustinas, obra atribuida a Luis Salvador Carmona, conservada en la clausura del Convento de las Agustinas.

Pasos actuales

La negativa de los religiosos propietarios de varias de las imágenes propició el hecho de que la Cofradía costeara la realización de la totalidad de sus pasos procesionales, encargándoselos a los imagineros de la llamada Escuela de Imaginería de Salamanca, que se desarrolló entre 1940 y 1960.

Santísimo Cristo de la Agonía

Damián Villar realizó en 1959 un crucificado de inspiración Neorrománica para sustituir al Cristo del Perdón, que entonces no procesionaba, pasando a sustituir a su vez esta imagen contemporánea al Cristo de la Agonía desde 1975, al denegar la Venerable Orden Tercera el permiso para desfilar con la talla de Pérez de Robles.

Ntro. Padre Jesús del Prendimiento

Realizado por Damián Villar en 1948 representa el momento en que Jesús es prendido en el Huerto de los Olivos. Consta de 5 figuras, siendo el centro de la composición Jesús y Judas besándole, que es completada con el sayón que tira de la cuerda que ata a Jesús, un soldado romano y San Pedro con la espada en la mano.

El paso es portado a hombros por 40 hermanos sobre carroza tallada en madera de nogal con diferentes motivos.

Ntro. Padre Jesús ante Pilatos


Francisco González Macías realizó un grupo escultórico en 1947 denominado Jesús ante Pilato recogiendo el momento en que Cristo, señalando al cielo exclama, “Mi reino no es de este mundo”, mientras Anás y Caifás abandonan el pretorio.

De corte contemporáneo se aparta de la estética más frecuente de la escuela castellana de imagineros. El grupo escultórico ha sido restaurado en 2009.

Virgen de los Dolores


En 1939 Inocencio Soriano Montagut realiza una nueva Dolorosa de magnífica factura, tomando como modelo a una popular salmantina, Doña Romana Serra, motivo por el cual la imagen se denomina popularmente “La Ramona”. Las manos las tomó de Doña Andrea Rivas, Miss Salamanca 1933. Probablemente esta imagen constituya la mejor aportación escúltorica a la Semana Santa salmantina en el s. XX.

Figura de gran tamaño y de estilo clásico. Realizada en madera y policromada con fondos de oro que hacen destellar los estofados.

Marchas dedicadas

  • Jesús ante Pilatos de J. Javier Galiano, 2003, para Banda de Cornetas y Tambores. Fue dedicada al Paso de dicha advocación con motivo del X aniversario de su puesta a hombros.
  • El Prendimiento, de Jaime Gutiérrez, 2006, para Banda de Música
  • Al Señor de la mano morena de Hugo Sánchez Carpio, 2008, para Agrupación Musical. Dedicada a Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.